FCC y su entramado de coimas en Panamá

FCC y su entramado de coimas en Panamá

Rodrigo Durán Tacla reveló a la Fiscalía de Madrid, que los pagos de los hijos de Ricardo Martinelli mientras estaban en el país y la compra del apartamento se harían a través de FCC, por ser socios en el proyecto de la construcción de las líneas 1 y 2 del metro de la ciudad de Panamá.

“André Rabello ha tenido controlados y sobornados a todos los gobiernos de Panamá, hasta el actual”. Esta una de las respuestas de Rodrigo Durán Tacla que aparecen en la diligencia judicial que efectuó la Fiscalía de Ecuador al operador financiero y abogado externo de Odebrecht.

En dos de sus declaraciones, en diciembre de 2016 y febrero 2017, el jurista desenmascara la forma en que FCC, empresa española que participó con Odebrecht en la construcción de las líneas 1 y 2 de metro, distribuían las coimas que debían dar a la familia Martinelli por la adjudicación de las obras.

La constructora buscó borrar el rastro de las transferencias efectuadas a Personas Políticamente Expuestas (PEP) a través de Banca Privada de Andorra y otros bancos offshore.

Desde la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad explican que los directivos debían implementar esto para evitar levantar sospechas de las autoridades al ordenar los pagos de coimas. En ese momento intervenían las mentes de los directivos de la Oficina de Operaciones Estructuradas para crear los complejos esquemas y estructuras por los que se movía el dinero para evitar dejar rastro de quién lo había pagado y a quién le había llegado.

A descubierto el entramado utilizado por Odebrecht

André Rabello era el máximo representante de Odebrecht en Panamá. Y Luiz Eduardo Rocha, era el que daba instrucciones de cómo hacer y mover el dinero, explicó Durán Tacla. Casualmente, Rocha y Fernando Migliaccio, otro de los cerebros de la Oficina de Operaciones Estructuradas, fueron quienes contactaron a Durán Tacla en 2011 para que trabajara para ellos.

Cuando la constructora empezó a tener problemas con los bancos para mover el capital de las cuentas offshore en paraísos fiscales, los directivos optaron por utilizar empresas españolas. De esta forma, las transacciones aparentaban ser parte de los negocios entre ambas empresas.

Las cuentas bancarias offshore en paraísos fiscales y las que estaban fuera del consorcio se usaban para pagar sobornos a los conocidos como PEP. Este método, según Durán Tacla, dificultaba la identidad del pagador del soborno y del propio PEP.

En una reunión que se concretó en 2014, los directivos de Odebrecht hablaron del pago de la coima a Ricardo Martinelli. “Dijeron que tenían que compensar el pago de la coima con FCC”, explicó Durán Tecla.

En esa reunión estaba presente Rabello y también se habló de Goya Capital, S.A., otra empresa española que se encargó de verificar que la empresa fuera adecuada para pagar las coimas a Martinelli. Pero detectó que no era un buen movimiento porque según Durán Tacla, “dicha compañía estaba vinculada al Ministro de Salud de Panamá y por eso no le aconsejó”.

Según la declaración de Durán Tecla, la constructora pagó coimas a PEP de Panamá dentro del consorcio y luego compensaba con FCC.

La participación de FCC

Con respecto a las transacciones sospechosas de corrupción vinculadas con las adjudicaciones del metro de las líneas 1 y 2 en Panamá, en las que participa el consorcio español FCC, Durán Tacla dijo que en la adjudicación de la Línea 1 en 2010, dos cuentas offshore de Andorra, en concreto del BPA, una bloqueada y otra sin bloquear estaban relacionadas con la adjudicación de este proyecto a FCC. Estas cuentas offshore eran de Pachira y Mengil, sociedades offshore constituidas en Seychelles y Belice. En éstas aparecen los números de cuenta y el nombre de Gabriel Alvarado, uno de los testaferros de estas sociedades. La otra cuenta estaba a nombre de un empleado del supermercado de Martinelli, Roberto Brin.

Las transferencias de Odebrecht fueron numerosas por un importe total de 45 millones de dólares. El banco andorrano ya no quería continuar con esa operativa y les amenazaron con cerrar dichas cuentas. Una de las cuentas estaba bloqueada por el banco.

Luiz Rocha Soares, encargado de las cuentas internacionales de Odebrecht, y Andre Rabello le comentaron que esos $45 millones que se transferían a través del BPA en las dos sociedades offshore tenían su origen en el consorcio del metro con FCC y en la adjudicación de la Cinta Costera, obra que ejecutó únicamente Odebrecht.

La fiscalía española está investigando sobre la participación de la empresa española FCC en los tratos de compra de favores o en la estructura financiera para que circularan fondos de corrupción.

El papel de Rodrigo Durán Tacla

Rodrigo Durán Tacla administraba dos sociedades anónimas en España que pagaron sobornos a mandatarios para que otorgaran a la constructora grandes proyectos de infraestructuras. Una de ellas, Gvtel Corporation, extinguida en 2013, fue una de las piezas clave del rompecabezas que empleó la constructora para mover 788 millones de dólares en sobornos.

En ella se centralizaban el lavado de comisiones que pagaba Odebrecht desde España y Durán Tacla era el único administrador de esta empresa. En una comparecencia confesó haber blanqueado dinero y sobornos a políticos para la constructora Odebrecht.

About Author

Related posts

Residencia fiscal en Panamá

Estamos viendo un creciente número de emprendedores en negocios online o en Internet, como desarrolladores de software y aplicaciones para plataformas móviles o simplemente personas que trabajan desde sus portátiles y siguen moviéndose por el mundo haciendo negocios o bien personas jubiladas que están buscando una solución en para...

Read More

Give a Reply