Fundación en Panamá

Desde el punto de vista de la planificación fiscal  la tenencia de una Fundación en Panamá puede ser una herramienta poderosa para maximizar sus beneficios.

Una Fundación panameña es una figura legal, una entidad que ofrece un respeto entre personas e instituciones superior a otras figuras como la sociedad anónima y en Panamá es posible su creación con fines privados.

Una Fundación en Panamá de interés privado consta de cuatro grandes partes que la componen:

  1. Fundador; esta persona o entidad es quien constituye la Fundación de Interés Privado en el registro público, este fundador puede abandonar la fundación una vez esta esté establecida.
  2. Consejo de la fundación; posee las mismas funciones que una junta de directores tendría en una sociedad anónima.
  3. Protector; el último controlador de la fundación, tras la creación de la Fundación en Panamá el consejo de la fundación nombra una protector, el nombre de este no se hace público y es anónimo a todos los efectos. A partir de su nombramiento como protector este puede hacer y deshacer a su antojo.
  4. Beneficiarios; estos son designados por el protector mediante una carta privada de deseos, la carta de deseos es un documento privado y anónimo.

El interés en una Fundación en Panamá se basa en usar esta como contratista o como intermediario de transacciones comerciales de una sociedad anónima que el protector controle. Además una fundación de interés privado puede poseer los inmuebles, los vehículos o los activos de la sociedad anónima sin estar sujeto a la misma fiscalidad de la sociedad, suponiendo un gran ahorro de dinero.

Foster Swiss

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional

Previous Post
Newer Post

Leave A Comment

This site is registered on wpml.org as a development site.