Por qué constituir una sociedad offshore en Panamá

Panamá, un pequeño país centroamericano de aproximadamente 3.5 millones de habitantes, considerado como uno de los centros y distritos financieros más importante a nivel internacional, ha sido protagonista de una amplia investigación sobre la participación del despacho de abogados Mossack Fonseca en el entramado de constitución de sociedades offshore en Panamá y en otras jurisdicciones fiscalmente favorable.


Esta investigación ha descubierto a más de 100 altos mandatarios de todo el mundo, más de 60 socios y familiares de éstos y otra docena de personalidades del mundo del deporte, alta sociedad, cultura y de los negocios. Todos ellos han creado y utilizado sociedades offshore en diversos paraísos fiscales, como Islas Vírgenes Británicas, Panamá, Bahamas, Seychelles, Niue, Samoa, Anguila, Nevada, Hong Kong, Reino Unido y Belice.

El pequeño ‘paraíso’, que cuenta con la presencia de más de 90 bancos y que el año pasado sumó en total 118.500 millones de dólares en activos, se describe como una de las economías más estables de toda Latinoamérica y uno de los mejores sistemas financieros del mundo. Según Roberto Troncoso, presidente del Consejo de Servicios Internacionales de Panamá, “nos están intentando obligar a que cambiemos nuestro sistema, que está constatado que es un éxito financiero en todo el mundo”. El Gobierno insiste en que la responsabilidad en caso de evasión fiscal o blanqueo de capitales no es de Panamá, que cumple con sus leyes, si no de los propietarios de empresas que no siguen las normas de sus países.

Pese a los aspectos negativos de la investigación y que ponen en entredicho la legalidad de las sociedades offshore, constituir una sociedad offshore en Panamá, Islas Vírgenes Británicas, Hong Kong o Belice, es una actividad absolutamente legal. La ilegalidad se halla cuando el/los propietarios de esta sociedad no declaran, notifican y comunican la creación de la misma a las administraciones tributarias de sus países de origen, no cumplen con sus obligaciones fiscales y su uso está asociado a actividades ilícitas, como financiación del terrorismo, blanqueo de dinero, tráfico de armas y drogas, entre otras. Esto último está vinculado con la procedencia del capital.

Como bien podría creerse, constituir una sociedad offshore en Panamá, como en cualquier otro país del mundo, no es tarea fácil. Se requiere la labor de profesionales y expertos consultores fiscales, especializados en la materia, con presencia física y que le asesoren durante todo el proceso de constitución. Son estructuras mercantiles legales, aptas para llevar a cabo una estrategia de planificación fiscal, es decir, utilizar mecanismos de regulación, así como vacíos legales que se encuentren en una economía para optimizar el pago de impuestos.

Foster Swiss, consultora fiscal internacional, de origen suizo, hace posible la creación de sociedades offshore en más de 40 jurisdicciones. Nuestros más de 15 años de experiencia en la creación de sociedades offshore avalan nuestra labor.

Foster Swiss

Consultores de Banca Privada internacional
Especialistas en Fiscalidad internacional y Sociedades Offshore

Previous Post
Newer Post

Leave A Comment

¿Le podemos ayudar?